Cómo gestionar los móviles en el aula

Escrito por  , Publicado en Noticias

Cuando les pregunto a los estudiantes por qué están tan apegados a estos dispositivos con estas pantallas pequeñas (a veces no tan pequeñas), me dan la respuesta:  "Es parte de mi vida".

No puedo entenderlo, es posible que no lo entendré nunca, pero os voy a contar mi intento de comprenderlo.  Después de una observación cuidadosa, me di cuenta de que algo parecido había ocurrido cuando apareció en nuestra vida el Walkman.  El Walkman era un reproductor de casetes portátil que a veces funcionó también como radio.

Los estudiantes pueden llevar con ellos la música que deseen y eliminar cualquier cosa que no les gusta, crear su propia lista de favoritos etc.  Así, están en una zona de confort, de su propia libertad.

"Puedo leer mejor con música" es la respuesta más común a "Quita por favor los auriculares!"

"Puedo leer mejor con música" es la respuesta más común a "Quita por favor los auriculares!".   En realidad, no les importa, si compartes los estudios que se han hecho con respecto a la incapacidad del cerebro para concentrarse en más de una cosa a la vez, al volver a su espalda, los auriculares se han colocado de nuevo en sus orejas.

Los mensajes de texto

Estáis cansados de ver a los estudiantes a enviar mensajes el uno al otro mientras están sentado al lado del otro?  O de lo que el estudiante escribe con el lápiz en una mano y con la otra manda mensajes bajo el escritorio.  ¿Te sientes frustrado por el lenguaje que utilizan en sus mensajes?  ¿A quién lo envian?  Yo estaba en shock cuando vi la cantidad de los mensajes de mi hijo ... más de cinco mil al mes.  Esto es igual de un mensaje cada tres minutos.  Y este record es el mínimo para otros.

La aceptación de la realidad

Los móviles en la escuela es una realidad inevitable.  ¿Hay que adoptar el modelo BYOD (Bring your own device)?  ¿O el más autoritario "si lo sacas, lo tomo"?  ¿Cómo puedes tener su mente con el fin de mantener a 30 móviles ocupados en una tarea creativa?  ¿Qué vas a hacer con los pocos niños que no tienen móvil?  Y por otro lado,  ¿vale la pena convertirse en el profesor malo para mantener un aula sin móvil?  ¿Ambos?  Sin duda, ninguna respuesta es fácil.

Decidas lo que decidas, no puedes evitar este desafío.  Tal vez lo mejor que tienes que hacer en tus próximas vacaciones es crear la política - las normas de clase para móviles.
Si eliges el modelo BYOD, los estudiantes deben entender que el uso de móviles se permite solo cuando tiene sentido educativo y que habrá consecuencias para las desviaciones de este objetivo.  Luego, debes ayudar en este esfuerzo, lo que significa un control constante de los móviles al pasar entre ellos.

Creando una política móvil

La puesta en práctica de una zona sin móvil requiere:

A) El apoyo a la dirección, porque posiblemente vas a enviar los reincidentes a la dirección.
B) Colgar la política en las paredes y recordarlo a tus alumnos.

Aunque varias escuelas ya han establecido una estricta política para móviles, otras escuelas ignoran completamente estas políticas y sigan el "No preguntes, no digas".  Siempre y cuando el estudiante no causa un problema, pueden utilizar su móvil fuera del aula como ellos quieren, y los profesores deben encontrar si y cómo los estudiantes siguen utilizando en el aula.  Un aula con móviles puede causar problemas de disciplina y de gestión si no les has dado una orientación clara desde el primer día.  Además, ten en cuenta que la tolerancia a móvil es diferente de maestro a maestro.

Sin embargo, como director de un centro, si doy un paseo y encuentro auriculares o móviles fuera en hora lectiva, sé que aquí debe corregir un problema.

El texto es una traducción del artículo original publicado por Ben Johnson, educador y autor, en el blog edutopia

 

Modificado por última vez enJueves, 04 Febrero 2016 10:54

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: Llegó la hora de gamificar tu aula »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.